topo es

Asociación Publica Internacional de Fieles

Asociación Publica Internacional de Fieles

Inscrição

Los Primeros Sábados

En Fátima, en la tercera aparición de Nuestra Señora, el 13 de Julio de 1917, fue mostrado a los tres Pastorcitos, Lucía, Francisco y Jacinta, el infierno. Después de esta visión, Nuestra Señora le dijo: “Habéis visto el infierno, a donde van las almas de los pobres pecadores; para salvarlas, Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. Si hicieran lo que os voy a decir, se salvarán muchas almas y tendrán paz…, vendré a pedir la consagración de Rusia a mi Inmaculado Corazón y a Copmunión Reparadora de los Primeros Sábados… Por fin, mi Inmaculado Corazón triunfará. El Santo Padre me consagrará Rusia, que se convertirá y será concedido al mundo algún tiempo de paz”.

Nuestra Señora, en el día 10 de Diciembre de 1925, en Pontevedra, se apareció a la Hermana Lucía con el Niño Jesús. María puso su mano sobre los hombros de Lucía y le mostró Su Inmaculado Corazón cercado de espinas y le dijo: “Ten compasión del Corazón de tu Santísima Madre que está cubierto de espinas que los hombres ingratos continuamente le clavan, sin haber quien haga un acto de reparación para arrancárselas.” Enseguida la SS. Virgen dijo:

"Mira, hija mía, mi Corazón, cercado de espinas que los hombres ingratos me clavan continuamente con blasfemias e ingratitudes. Tú, al menos, procura consolarme y di que todos aquellos que durante cinco meses, en el Primer Sábado se confiesen, reciban la Sagrada Comunión, recen el Rosario y me hagan 15 minutos de compañía, meditando en los 15 misterios del Rosario, con el fin de desagraviarme."




LA IMPORTANCIA DE ESTA DEVOCIÓN
Esta devoción significa la unión íntima del Corazón Inmaculado de María con el Sagrado Corazón de Su Hijo. El Corazón de María, “abierto por las palabras, “Mujer, toma a Tu Hijo” (Jo 19:26) está unido espiritualmente con el Corazón de Su Hijo, abierto por la espada del soldado”, insinuó el Papa Juan Pablo II en su homilía en Fátima, el día 13 de Mayo de 1982.

A través de esta devoción, el propio Jesús desea la reparación de las ofensas que hieren el doloroso Corazón de Su Madre, símbolo maternal del amor misericordioso y deseo que Ella tiene por salvar a toda la humanidad en El. Si practicas esta devoción, María promete asistir con las gracias necesarias para la salvación en el momento supremo de la muerte.


facebook
     twitter     youtube

Reciba nuestra NEWSLETTER